Comercio de cercanía

Con el comercio de cercanía contribuyes a la reinversión en tu propia ciudad, consiguiendo que florezca, que se amplíen los servicios y mejorando la calidad de vida de todos nosotros y en consecuencia la tuya. Una ciudad con consumo de cercanía es una ciudad viva y que crece de forma sana.

El mundo lo necesita, nuestros hijos lo necesitan. El comercio de cercanía es sostenible gracias a que los alimentos son producidos cerca de donde compras, sin importaciones súper contaminantes de miles de kilómetros. Aporta tu granito de arena!

Es muy fácil

Desde tu sofá, sin tener que hacer colas ni desplazarte hasta el comercio. Comprar en Lebbel es como hacerlo en persona pero mucho más cómodo y rápido. Sólo tienes que entrar en el comercio que prefieras para añadir los productos y en 1 día los tienes en tu casa.

Además, puedes comprar en varios comercios de un mismo mercado y con un solo envío tendrás toda tu compra hecha.

Alimentación de calidad

La calidad de los productos de los comercios locales está muy por encima de la que puedes encontrar en las grandes superficies. En Lebbel los precios son los mismos que en el propio comercio, consiguiendo así la mejor relación calidad/precio en tus compras.

La variedad está garantizada gracias a la cantidad de comercios disponibles, pudiendo así comprar cualquier producto fresco que necesites.